30 de marzo de 1982, 30 años, una lucha

El 30 de marzo de 1982, el movimiento obrero organizado, convocado por la CGT Brasil, realizó una manifestación a Plaza de Mayo con la consigna Pan Paz y Trabajo. Esa marcha, que se replicó en todo el país, fue encabezada por el Cro. Saúl Ubaldini, y constituyó el primer mojón político para derrocar a la dictadura genocida.

Las circunstancias posteriores llevaron a invisibilizar la demostración de los trabajadores, pero para quienes nos sentimos parte del movimiento obrero, el 30 de marzo no es un día más, sino un hito que ha profundizado nuestras convicciones, y un ejemplo de lucha, no solo por los trabajadores, sino por una sociedad toda.

Las consecuencia de esa manifestación, y la desmedida reacción del gobierno militar, se pueden contar, lamentablemente, en la muerte del compañero Benedicto Ortiz, en Mendoza, el encarcelamiento de todos los dirigentes de la CGT, en los más de 1000 detenidos, y en la salvaje represión que instrumentaron, tanto el Plaza de Mayo, como en todas las plazas del país, donde los trabajadores concurrieron.

Pero también, vale recordar, que desde esa marcha con una consigna básica y pacifista, el régimen no volvió a ser igual. Los trabajadores habían puesto ya en contradicción su legitimidad, ya que nunca tuvieron dudas de su ileglidad.

otra
Así la CGT comandada por Saúl Ubaldini, asestaba un golpe al gobierno de facto.

Por ello, aquellos que creemos en la importancia y la vitalidad del movimiento obrero organizado, participaremos hoy a las 17 hs, en el acto homenaje que la CGT, encabezada por su Secretario General Hugo Moyano, les hará a todos los que participaron de la marcha “Pan, Paz y trabajo” y recordará especialmente a nuestro a su líder, Saúl Ubaldini.