DESDE LA FEDUN ACEPTAMOS LA PROPUESTA SALARIAL, PERO CONTINUAMOS CON LA LUCHA POR LA EDUCACIÓN PÚBLICA Y EL PRESUPUESTO UNIVERSITARIO

DESDE LA FEDUN ACEPTAMOS LA PROPUESTA SALARIAL, PERO CONTINUAMOS CON LA LUCHA POR LA EDUCACIÓN PÚBLICA Y EL PRESUPUESTO UNIVERSITARIO

Compartimos el comunicado de la FEDUN sobre la propuesta paritaria y la continuidad de la lucha docente.
Luego de las deliberaciones entre los 33 gremios de base de la Federación de Docentes de las Universidades (FEDUN) se resolvió aceptar la propuesta salarial presentada el lunes por el Ministerio de Educación luego de la lucha de los 170 mil docentes universitarios de todo el país, que prevé aumentos de entre el 24 y el 26 %, según los cargos, con revisiones en diciembre y en febrero.

Más allá de este avance, los gremios de la FEDUN hemos decidido mantenernos en estado de alerta y movilización para garantizar el financiamiento del sector universitario y de la educación pública en su conjunto.

En cuanto a la propuesta del Ministerio, consideramos que es superadora del techo del 15% que el gobierno quería imponer, y es el resultado de la lucha que venimos llevando adelante los docentes de las 57 universidades nacionales de todo el país.

El aumento está previsto mediante el otorgamiento de una suma fija remunerativa no bonificable que, sumada al 15% otorgado en tres tramos hasta septiembre, significará un aumento de entre el 24 y el 26 por ciento en el salario docente.

De acuerdo con el acta, los aumentos son del 24% por ciento para los cargos de Titulares, del 25% en el caso de los Adjuntos, del 25.5% para los jefes de trabajos prácticos (JTP), y del 26% para los ayudantes. Estos porcentajes se reflejarán en los haberes de octubre.

También se agrega una “garantía de revisión de las escalas salariales” en relación a la inflación en dos tramos. La primera será en el bimestre noviembre-diciembre del 2018, y la segunda para el bimestre enero-febrero del 2019.

Además, el acta manifiesta el compromiso de incorporar al salario básico los porcentajes adicionales mencionados, y de continuar con la recomposición del nomenclador docente.

No obstante, la lucha salarial no está cerrada, mantendremos el estado de alerta y seguiremos de cerca las próximas revisiones. Además, sostendremos la lucha hasta lograr que en el presupuesto 2019, que se tratará en septiembre en el Congreso, se prevea la suba de las partidas para el sector universitario.

Manifestamos, además, nuestro enérgico repudio a la disolución de los ministerios de Trabajo, Salud y de Ciencia y Tecnología de la Nación. Estas acciones del gobierno son un desguazamiento del Estado, y un retroceso en materia de políticas públicas y en el desarrollo científico y tecnológico de nuestro país.

Dentro de las acciones de lucha que tenemos por delante, el próximo jueves 13 participaremos de la marcha al Congreso Nacional en defensa de la educación pública bajo dos grandes consignas: el rechazo al acuerdo con el FMI, y reclamar que la educación sea garantizada por el Estado como un derecho social.