El FMI ataca de nuevo

El FMI ataca de nuevo

Tras llovido, mojado, ya que en el actual achicamiento del mercado interno, producto de llevar adelante políticas desindustrializantes, vuelve el FMI, a instancias del Gobierno Nacional encabezado por Macri, a plantear las exigencias a ser cumplidas por el país, como garantías previas de una futura cadena de préstamos.
Ni más ni menos vuelve con el mismo repertorio de utilizar como variables de ajuste los ingresos de los trabajadores, sean éstos activos, o en situación de retiro. En este sentido, el organismo realizó una serie de recomendaciones, tales como  modificar la fórmula de cálculo de la actualización de las jubilaciones, reducir los montos iniciales de los haberes y subir la edad jubilatoria de las mujeres.
El objetivo es precarizar los ingresos, y lograr, en un círculo vicioso, enfriar la demanda, precarizando a los que menos tienen. Las mismas políticas de hambre y exclusión que están aplicando actualmente a la población de Grecia. Todo esto protegido y explicado mediáticamente como la aplicación de medidas de “austeridad”, necesarias por la “desorganización y/o corrupción heredada imperante”.
No nos dejemos engañar, no dejemos que se apropien de las palabras. esto no es austeridad, es austericidio.