Firmamos nuevo acuerdo paritario

Firmamos nuevo acuerdo paritario

Después de 4 meses de arduas negociacionesparos, clases públicas, asambleas y la gran Marcha Federal Universitaria realizada el 16 de mayo, en conjunto con todos los gremios de base, la Federación de Docentes de las Universidades (FEDUN), de la cual ADUBA forma parte, firmó con casi la totalidad de las Federaciones docentes un nuevo acuerdo paritario este martes 11 de julio con el Ministerio de Educación y Deportes de la Nación, quien sostuvo una nueva propuesta de recomposición salarial más cercana a nuestras expectativas, que suma un aumento de al menos 25,02%, y que se resume en los siguientes puntos:
  • Marzo 4%
  • Junio 6%
  • Septiembre 8%
  • Noviembre 3%
Todas estas en forma acumulativa con una cláusula gatillo trimestral ante una eventual corrida inflacionaria.
Aparte, se contempla un incremento sobre los valores de septiembre a cobrar junto con la recomposición de noviembre de:
  • Jerarquización de la Labor Docente 2%
Otros puntos destacados son la recomposición del Nomenclador Docente que se aproxima a los valores del Convenio Colectivo de Trabajo de 1,74% a 1,76% y, fundamentalmente, sostener la garantía salarial incrementada esta vez por cargo y no por persona, como era hasta el momento, estableciendo de tal manera que cada cargo esté bajo el paraguas de esa garantía.
Esta paritaria que mejora a la primigenia oferta del 18% no acumulativo, y rompe con el techo que quiso imponer el Ministerio de Educación al comienzo del conflicto, no hubiera sido posible sin la lucha y la movilización de toda la comunidad universitaria. Destacamos en este sentido el esfuerzo de todos los docentes compañeros de ADUBA en la realización de jornadas de lucha, paros y clases públicas, así como su participación en las movilizaciones realizadas a lo largo del año.
Sabemos que aún quedan pendientes las demás reivindicaciones, por las cuales seguiremos demandando a las autoridades, por una Universidad pública, gratuita, inclusiva y de calidad de la cual no podemos, ni debemos bajar los brazos en ningún momento.