Primer Convenio Colectivo de Trabajo para Docentes Universitarios de la UBA

Más Derechos para todos los Docentes de la UBA
[Convenio Colectivo para los Docentes de la Universidad de Buenos Aires]
Luego de muchos años de luchas y reclamos sindicales hemos logrado acordar el Primer Convenio Colectivo de Trabajo para los Docentes de la UBA, corolario de una década que nos permitió lograr una mejora salarial en paritarias con un incremento total de más del 1.700 por ciento, la jubilación del 82 % móvil, el plus por formación por títulos de especialización, maestría y doctorado, la eliminación de los pagos en negro y otras importantes conquistas para los trabajadores docentes universitarios.
La firma del Convenio Colectivo constituye un hecho histórico en tanto los docentes universitarios fuimos de los pocos sectores de trabajadores que al momento no contaban con uno en nuestro país. A partir de su firma, la relación laboral y los derechos de los docentes no dependen de una resolución de las autoridades, sino que son fijadas por el convenio.
El 1 de julio de este año, la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner homologó el convenio colectivo para todas las Universidades en un acuerdo firmado por la Federación de Docentes de la Universidades (FEDUN) – a la cual se encuentra adherida ADUBA – los demás gremios y, por los rectores, el Consejo Interuniversitario Nacional.
Dado que la UBA se había autoexcluido de dicha negociación, afectando la validez del convenio para los docentes de la Universidad, ADUBA inició una negociación con las autoridades de la UBA, en paralelo a la negociación nacional, para que los docentes de la Universidad pudieran tener los mismos o más derechos que los de las demás Universidades Públicas.
Con relación al ingreso para los docentes de la UBA, además del salario fijado por la paritaria nacional –pauta para los docentes de todas las universidades– cobramos la ayuda social y, a fines de cada año desde 2002, cobramos nuestra paritaria local, con lo cual percibimos el mayor ingreso de todas las Universidades Nacionales. A su vez, todos los docentes de la UBA ingresarán cobrando el 20 % de antigüedad, a diferencia del convenio nacional por el cual esto se obtiene recién a los 2 años.
El convenio colectivo de trabajo fija un piso de derechos:

  • Un régimen de licencias de avanzada: Incluye entre otras, licencias por matrimonio igualitario y de 180 días por maternidad, y un régimen de licencias por estudios.
  • Un capítulo específico para mejorar las condiciones de medio ambiente de trabajo: La institución Universitaria tendrá la obligación de asegurar al personal docente el ambiente y las condiciones de trabajo adecuadas, promoviendo la accesibilidad, en un todo de acuerdo con las leyes nacionales, a fin de que pueda cumplir su labor con eficiencia y sin riesgo para su salud y su vida.
  • La constitución de una Comisión de Condiciones y Ambiente de Trabajo, compuesta por representantes de la UBA y ADUBA.
  • La eliminación de todo tipo de discriminaciones por género, raza, etc.
  • La creación del programa de jerarquización de la labor docente por el cual se incrementa el salario en cada negociación paritaria más allá de los aumentos anuales.
  • La recomposición del nomenclador salarial.
  • El año sabático para todos los docentes.
  • La gratuidad de la formación docente, para que todos puedan acceder a los posgrados.
  • Se crea un programa de fortalecimiento de la docencia para incrementar la cantidad de cargos de profesores.

Un párrafo aparte merece la implementación de la carrera docente. Ante el alto grado de heterogeneidad en las designaciones y funciones que deben cumplir los docentes en cada Unidad Académica, el Convenio Colectivo busca que la carrera docente se unifique construyendo un sistema mixto de estabilidad laboral y de mérito a través de los concursos.
El ingreso a la carrera docente será en adelante por concurso público y abierto de antecedentes y oposición, con jurados integrados por pares ordinarios o regulares de las Instituciones Nacionales Universitarias de categoría no inferior al cargo concursado y con un veedor gremial para garantizar su transparencia.
A partir de la entrada en vigencia del convenio se terminó con una de las mayores injusticias del sistema universitario: la de miles de docentes que desde años se encuentran en calidad de interinos, en un estado de precariedad laboral absoluta.
Para ello se ha constituido una comisión con representantes de la Universidad de Buenos Aires y la Asociación de Docentes de la UBA, que en un plazo máximo de 3 años deberá regularizar la totalidad de la planta docente.
A partir de ahora, en los concursos para los docentes auxiliares los antecedentes docentes representarán al menos el 50 % del puntaje a asignarse en el mismo. A su vez, los docentes auxiliares actuales accederán a un concurso especial de pase a la regularidad, por lo que en su llamado a concurso la evaluación de los antecedentes docentes deberá ser al menos el 50% del puntaje, y se contemplará especialmente a quienes tengan más de 3 años de antigüedad.
En síntesis, este convenio viene a otorgar mayores derechos para todos los docentes de la UBA. Podrá necesitar correcciones y mejoras, habrá temas que aún quedan pendientes –como la imprescindible necesidad de reformar el estatuto de la Universidad– pero este Convenio Colectivo de Trabajo representa un claro avance en la construcción de una profesión docente digna.
Daniel Ricci
Secretario General ADUBA
Asociación de Docentes de la UBA


DESCARGA:
[Convenio Colectivo para los Docentes de la Universidad de Buenos Aires]