Jornada de concientización sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

21/11/2019

Jornada de concientización sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

En el marco del Día Internacional de Eliminación de la Violencia contra la Mujer, decretado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, se realizó en la Facultad de Ciencias Médicas de la UBA una jornada de concientización sobre esta problemática, que reunió a mujeres destacadas en la temática.

Las exposiciones estuvieron a cargo de Diana García, titular del Departamento de Género y Abordaje Inclusivo, dependiente de la Secretaría de Extensión Universitaria y Bienestar Estudiantil; la secretaria adjunta de ADUBA, Betsabé Ollivier; secretaria política y de interior de APUBA, Gabriela Figueroa; la jueza de Primera Instancia en lo Penal y segunda vicepresidenta de la Asociación de Mujeres Jueces Argentinas (AMJA), Natalia Marcela Molina; la directora general de Promoción y Protección de Derechos Humanos de la UBA, Valeria Thus; y la Prof. Claudia Negri, consejera directiva por el claustro de profesores de  la Facultad y Directora de la licenciatura en obstetricia.

Previo al inicio de la misma, el Decano de la Facultad de Ciencias Médicas de la UBA, Ricardo J. Gelpi dio la bienvenida y destacó la relevancia de la actividad, especialmente signada por la presencia de todos los actores de la Facultad. Y el fuerte compromiso de la Facultad de Medicina “pionera en tener un Departamento de Género”.

La primera en tomar la palabra fue la Dra. Valeria Thus, quien realizó un recorrido por la jurisprudencia en el sistema interamericano y los distintos fallos emblemáticos que fueron utilizados para trabajar el protocolo de violencia de género de la UBA. Además, resaltó la oportunidad de revisar históricamente la violencia y la desigualdad entre hombres y mujeres.

Luego fue el turno de Diana García, quien se refirió al funcionamiento del departamento de género y abordaje inclusivo de la Facultad. Allí, explicó el trabajo que se viene realizando en el marco del protocolo de intervención ante denuncias sobre violencia de género abuso sexual y discriminación, que también tiene foco en la prevención. Detalló que la problemática se aborda desde un equipo interdisciplinario, que permite tener una mirada abarcativa al momento de trabajar.

Por su parte, la compañera no docente Gabriela Figueroa, quien explicó el funcionamiento del centro de prevención y bienestar laboral dependiente del espacio de Derechos Humanos de APUBA. A continuación, la secretaria adjunta de ADUBA, Betsabé Ollivier, se refirió al trabajo que se viene llevando a cabo desde ADUBA, gremio que “está muy cerca de alcanzar la paridad de género”. Explicó que, para la profesión docente universitaria, los derechos de la mujer adquiridos tienen base en el Convenio Colectivo de Trabajo firmado en 2015.

“Tenemos que trabajar todos juntos para erradicar la violencia en la Universidad y en toda la sociedad”, sostuvo Ollivier, quien también hizo un raconto por las políticas que desde ADUBA se llevan adelante en pos de alcanzar la igualdad real entre hombres y mujeres: licencia por maternidad y paternidad, la inclusión del concepto de “madre no gestante” en el CCT, la licencia por violencia de género firmada con las autoridades de la UBA. Además, convocó a los docentes a acercarse al gremio para continuar ganando terreno en la igualdad.

Posteriormente, la Prof. Claudia Negri, consejera directiva por el claustro de profesores de la Facultad y Directora de la licenciatura en obstetricia, focalizó en el vínculo violencia de género/salud, especialmente sobre la prevención de la violencia contra la mujer desde el equipo de salud. Se refirió a la violencia contra la mujer como un tema de salud pública, según la Asamblea Mundial de la Salud y resaltó la preocupante realidad de que tanto el sistema de salud como el equipo de salud pueden ser grandes generadores de violencia en las pacientes y sus familiares. Al respecto, convocó a los profesionales de la salud a ser consciente de esta problemática y a trabajar para que tengan cada vez menos lugar en nuestros hospitales.

El cierre estuvo a cargo de la jueza Natalia Marcela Molina, quien convocó a todos los actores sociales a comprometerse en erradicar la violencia de género, y abogó por la necesidad de generar los recursos para dar cauce a las denuncias: “El empoderamiento es parte del secreto para que la víctima avance en la denuncia, y esto depende de la detección temprana de actores sociales como los médicos, los psicólogos, los docentes. Por esto es tan importante el trabajo interdisciplinario e intersectorial”. Al respecto, resaltó la importancia de la perspectiva de género en las profesiones: “Somos únicamente nosotros los que podemos hacer la diferencia”, cerró.

Estuvieron también presentes el delegado general de la comisión interna de FMED, Gustavo Díaz, la presidenta del centro de estudiantes Lucía Kogutek, y el presidente de la FUBA, Ramiro Fernández.

Entradas más leidas hoy