ABORTO INSEGURO: UN PROBLEMA URGENTE DE SALUD PÚBLICA

ABORTO INSEGURO: UN PROBLEMA URGENTE DE SALUD PÚBLICA

Desde ADUBA, consideramos que la reducción de la mortalidad materna debe ser una prioridad en la agenda de salud del Estado, ya que las consecuencias de la penalización del aborto se reflejan en abortos inseguros clandestinos, que representan la principal causa de muerte materna directa.
“Toda persona que curse un embarazo no planificado, y desee interrumpirlo, acudirá a un aborto independientemente del marco legal que exista. En los países donde el aborto está penalizado, la persona gestante arriesga su vida y su salud acudiendo a servicios clandestinos.
La consecuencia más dramática de los abortos inseguros es, sin duda, que numerosas personas pagan con su propia vida su intento de terminar un embarazo no planificado, debido a las condiciones de inseguridad en que se llevan a cabo esas intervenciones.”
Pueden ver aquí el informe de la Fundación Soberanía Sanitaria.
ABORTO INSEGURO: UN PROBLEMA URGENTE DE SALUD PÚBLICA