Alcances y expectativas en torno a la Ley de etiquetado frontal y alimentación saludable

Ayer, a través del canal de Instagram de la Asociación de Docentes de la UBA (ADUBA), se realizó una charla con la licenciada en Nutrición, docente, investigadora de la UBA, e integrante de la Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria de la UBA, Andrea Graciano, en la que se dialogó sobre la ley de etiquetado frontal, su implementación y su  impacto en la alimentación saludable.  

Para comenzar, la especialista explicó la función central de la ley que “Implementa de manera obligatoria un etiquetado en el frente de los envases, que nos advierta cuando un producto, un alimento, una bebida que se comercializa envasado tiene un exceso en nutrientes críticos”. Está nueva norma, contó Andrea Graciano, “se aprobó en octubre de 2021, se promulgó en noviembre y se reglamentó el pasado 23 de marzo. La reglamentación respeta el espíritu de la ley así que celebramos haber dado ese paso”.

Tambíen explicó que los productos con exceso de nutrientes críticos y con exceso de calorías tendrán octágonos negros avisandolo. Otro punto importante es sobre los productos que tienen cafeína o edulcorantes, que tendrán también sellos de advertencia “lo que buscan estos sellos es desalentar el consumo en las infancias”. Pero la ley no es solo sobre etiquetado, Graciano asegura que “podemos decir hoy que tenemos una ley modelo” ya que al mismo tiempo se van a implementar varias regulaciones. 

Otros puntos importantes de la nueva normativa que se comentaron en la charla son: La prohibición de la publicidad, promoción y patrocinio de alimentos y bebidas no saludables, la protección sobre los entornos escolares a través de la implementación en la currícula de “Educación alimentaria y nutricional’ y la prohibición tanto la comercialización como la entrega de estos productos con al menos un sello en las escuelas. “El Estado cuando realice compras públicas, va a tener que priorizar la adquisición de alimentos y bebidas que no tengan sellos de advertencia”, puntualizó la nutricionista.

Alcances y expectativas en torno a la Ley de etiquetado frontal y alimentación saludable

Bolsones agroecológicos, una iniciativa por la salud

Por otro lado, la Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria de la UBA (CaLiSA) comenzó el pasado mes a entregar bolsones agroecológicos que incluyen frutas y verduras de estación, productos que se hacen sin químicos. Los mismos se pueden conseguir a través de las redes de CaLiSA Nutrición y se retiran por el patio de nutrición. Además, los y las afiliadas de ADUBA cuentan con un descuento.

“Desde la cátedra intentamos llevar adelante acciones concretas que nos permitan que la soberanía alimentaria sea un acto, en definitiva el concepto a lo que apunta es a que como pueblo podamos definir nuestras propias políticas y estrategias en cuanto o producción, comercialización y consumo”, repasó Graciano, y es por eso que impulsan cosas como la entrega de bolsones, la inauguración que se dió la semana pasada de espacios saludables en el patio de Nutrición de la UBA y el lanzamiento de una escuela de agroecología urbana.