Peronismo de la revuelta, de Daniel Arzadun

En las últimas semanas, editorial De los Cuatro Vientos comenzó la distribución del libro El peronismo de la revuelta, de Daniel Arzadun, Doctor en Ciencias Políticas por la UNSAL, Lic. en Ciencias Políticas y en Ciencias de la Educación por la Universidad de Buenos Aires (UBA), que a la fecha lleva escritos cinco libros, en los que se aborda la evolución organizativa del peronismo a nivel nacional. 

Arzadun es docente de Introducción al Conocimiento de la Sociedad y el Estado en el Ciclo Básico Común de la UBA, y de Metodología de la Investigación en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ). 

Desde ADUBA hablamos con él y le pedimos que nos cuente algunas cosas sobre sus trabajos, y en especial sobre su último libro, que hoy recomendamos, para compartirlas con ustedes. 

– Venís trabajando desde hace años en temas relacionados al peronismo ¿Cómo definirías tu línea de trabajo en ese sentido? 

Sí, efectivamente, hace más de 30 años que trabajo en esta línea de investigación. De hecho, mi primer libro, Perón ¿Proyecto nacional o pragmatismo puro?, es el resultado de mi tesis de doctorado y desde entonces continué investigando al peronismo desde un enfoque organizativo, analizando su evolución como organización, y los cambios que experimenta este fenómeno -ya no solo político, sino esencialmente cultural- en sus relaciones de poder internas. A lo largo de todo este tiempo de estudio, he intentado detectar instancias estructurales o invariantes organizativos que permitan comprender sus cambios a lo largo de su dilatada historia.

– Tus libros anteriores son Perón: ¿Proyecto nacional o pragmatismo puro? (2003); El peronismo: Un reino sin monarca (2004); El Peronismo: Kirchner y la conquista del Reino (2008); y Peronismo y Kirchnerismo. Guerra, muerte y resurrección (2013) ¿Podés dar una idea breve de lo que se aborda en cada uno?

Todos mis libros son investigaciones académicas orientadas a describir la evolución organizativa del peronismo a lo largo de su historia y en sus distintas etapas, con Perón, con Menem, con Kirchner, con Cristina y, ahora, en la coyuntura, con Alberto Fernández, tanto en el poder como en la oposición. El último libro analiza el comportamiento del peronismo en su etapa opositora, por ejemplo, y cómo fue construyendo su unidad a partir de la dispersión organizativa en la que cayó tras su derrota electoral en el 2015. En todas estas etapas, reitero, van apareciendo invariantes organizativos que remiten a una constancia histórica respecto de la evolución del peronismo, vinculados con su modelo organizativo fundante de típico sesgo movimientista. 

– ¿Con qué se va a encontrar el lector de este último, El peronismo de la revuelta, que arranca en estos momentos su distribución?

El Peronismo de la revuelta tiene distintas lecturas. Por un lado describe, como decía, las estrategias de las elites dirigenciales del peronismo nacional a partir de su vuelta al llano en el 2015. Aquí analizo el uso de los activos tanto materiales como ideológicos por parte de los distintos grupos dirigentes del peronismo, en su disputa interna orientada a la conquista cupular de esta fuerza política, condición necesaria para reconstituirse como alternativa de poder partidario en la Argentina.

Allí aparece, como novedad histórica, que el peronismo pudo construir su unidad estando en el llano. Esto es una novedad, porque comúnmente el peronismo se unifica desde el poder, y tiende a fragmentarse en el llano. Sin embargo, en esta etapa, y desde el llano, el peronismo construyó su unidad, que fue una de las condiciones necesarias (no suficientes), para lograr su triunfo electoral en el 2019.

Por otro lado, el libro también es una interpretación del fabuloso dispositivo de poder que expresó el macrismo y que, sin embargo, pese a tener activos materiales, ideológicos, culturales, políticos, sociales, mediáticos y judiciales realmente impresionantes, como creo que ninguna fuerza política argentina los tuvo, al menos en la contemporaneidad, fracasó en su objetivo de reproducción y continuidad en el poder.

– En general los escritores parecen imaginar un lector ideal como el objetivo de sus obras. (Más allá, claro, de que lo mejor es que llegue a la mayor cantidad de público posible). ¿En qué lector pensaste? ¿Quiénes crees que pueden ser los más interesados en el abordaje de este libro?

El libro está pensado esencialmente para el público que se interesa en la política y, particularmente, para la juventud que milita, o bien, tiene una actitud de acercamiento a la política. Muy específicamente, es para aquellos jóvenes que se acercan o militan en el peronismo, o están vinculados de alguna manera con él, o bien forma parte del Frente de Todos, sean peronistas o no.

Lo que intento, no sé si bien o mal, es darles mi mirada de lo que es el peronismo desde una dimensión organizativa para ayudarlos a pensar cómo organizar su militancia dentro de ese espacio político.

También es un llamado a todos aquellos que están atrapados por el fenómeno de la despolitización. Es, si se quiere, un grito desesperado. Es una denuncia contra la apatía, el individualismo, la ausencia de compromiso, partiendo de la premisa que quien dice “yo no me meto en política porque es algo sucio”, debe entender que la política siempre se mete con uno, y si considera que la política es algo sucio o corrupto no resolvemos nada alejándonos de ella. Por el contrario, profundizaríamos esa situación. Para cambiar la realidad necesitamos de compromiso, es decir, necesitamos introducirnos en la política para que sea mejor. Porque de hecho la ausencia de compromiso y la despolitización es la receta de los poderosos para sojuzgar a los pueblos, para someter a cada uno de nosotros/as a un orden de dominación.

Nuestro deber fáctico, filosófico, ético, es cambiar ese estado de cosas y, para ello, tenemos que comprometernos y militar políticamente, porque solo un pueblo comprometido, organizado y unido políticamente puede construir una realidad mejor, puede inclinar las relaciones de poder a su favor, puede tornarlas más equitativas y justas.

Eso, originalmente, fue lo que expresó el peronismo, y es uno de los secretos de su persistencia histórica y de su vitalidad hasta el día de hoy.

– ¿Podés adelantar en qué estás trabajando ahora? ¿Hay algo en progreso?

Por el momento solo estoy dando clases, retomando fuerzas. Como dije, hace más de 30 años que estoy pensando y escribiendo. Es un trabajo que me exige un gran sacrificio tanto intelectual, como familiar y personal. Mi promedio es de un libro cada siete años, que es muchísimo para alguien que tiene grandes obligaciones, tanto laborales como familiares. Pero este esfuerzo también está atravesado por mi pasión y compromiso, no solo compromiso intelectual, sino también político, por lo que expliqué en el apartado anterior.

En mi horizonte, y luego de retomar fuerzas, seguramente ya voy a estar planificando mi nueva investigación para darle continuidad a esta línea de trabajo, porque, en definitiva, este es mi lugar en la vida, mi compromiso y mi razón de ser.

Peronismo de la revuelta, de Daniel Arzadun
Peronismo de la revuelta, de Daniel Arzadun

El libro estará a la venta dentro de aproximadamente dos semanas en las cadenas Yenny, Cúspide y Ateneo. Para información sobre otros puntos de venta, ingresá en www.deloscuatrovientos.com.ar

Si te interesó y querés contactarte con el autor, podés escribirle a [email protected]